Una semana en Menorca: qué ver y cómo aprovechar la estancia al máximo

Si estás planeando una escapada a la isla y no sabes por dónde empezar, te proponemos una guía de Menorca en 7 días y te lleves la mejor impresión de este pedacito de roca mediterránea.

Menorca es la segunda isla más grande del archipiélago Balear. Pero en sus escasos 700 km2 de extensión, ofrece increíbles parajes naturales, playas de ensueño, pueblos con encanto y muchas más maravillas para el viajero que quiera descubrirla. Menorca en pareja, además, puede resultar un lugar de lo más romántico.

En este artículo os proponemos un plan para visitar Menorca en una semana, combinando playas, paseos, pueblos ¡y mucho más! También os daremos algunas pistas para los que necesitáis buenos planes para visitar Menorca con niños.

Qué ver en Menorca en 7 días

Cómo planear una semana en Menorca: algunas consideraciones antes de llegar

Conocer Menorca en 7 días será tan fácil o difícil como tú quieras. Lo importante es planear bien la semana. Si haces algunas búsquedas de lo que más te pueda interesar antes de llegar, podrás organizar mejor tu escapada.

Si una de las cuestiones que más te preocupa es cuánto dinero llevar para pasar una semana en Menorca, ten en cuenta que el coste más elevado será el del alojamiento. Una vez cubierto, calcula que puedes comer de tapas por 15 euros y encontrar menús de escándalo por unos 25-30 euros en los mejores restaurantes. Ahora bien, si te apetece probar la famosa caldereta de langosta, vas a tener que rascarte el bolsillo.

Lo más recomendable es hacerse con un plano y marcar qué hacer en una semana en Menorca. Y hacerte una ruta cómodamente desde casa o ya alojado en el hotel o apartamento. Si los mapas aún se siguen dando en todas las recepciones del mundo, será por algo.

La llegada a Menorca: consejos prácticos

Si puedes llegar a la isla de día, mejor. Verla desde arriba te dará una dimensión de su pequeño tamaño. Y te sorprenderá aún más cuando la descubras desde tierra. Visitar Menorca en 7 días se te quedará corto cuando empieces a descubrir sus lugares espectaculares.

A vuestra llegada a la isla, lo primero es la recogida de vuestro vehículo. Sí, Menorca puede parecer pequeña, pero andando no la vais a recorrer. Aseguraros de hacer una buena búsqueda de alquiler de coches en Menorca para reservar a buen precio. La mayoría de compañías os lo entregarán directamente en el aeropuerto. Para más información acerca de las compañías de alquiler de vehículos que podéis encontrar en la isla, haced click en este link.

Lo siguiente, por supuesto, será llegar a vuestro alojamiento: en este link encontraréis opciones para todos los gustos, apartamentos de alquiler o un hotel. Una buena idea para vuestra semana en Menorca es alojarse en una de las dos ciudades principales. En Mahón o Ciudadela, si queréis disponer de todos los servicios. O en una de las muchas urbanizaciones, si preferís estar cerca de la playa.

Poneros cómodos y disfrutad de la llegada. El calor y la humedad son la tónica imperante durante el mes de agosto. Si venís de lugares más templados, procurad hidrataros bien.

A la hora de ir a la playa, también es importante ver de dónde sopla el aire. El viento en Menorca es algo habitual, y condicionará la elección de la costa a visitar en cada momento: si sopla de norte, elegid calas del sur. Y si sopla de sur, id a por las del norte.

Os dejamos algunos consejos de dónde comer en Menorca. Y para los que queráis una buena recomendación cultural, también tenéis un listado de eventos en Menorca.

¿Qué ver en Menorca en una semana? Nuestra propuesta

Desde nuestra experiencia y la de los lectores de nuestro sitio web, os recomendamos la siguiente ruta por Menorca en 7 días:

DÍA 1

Dependiendo de la hora de llegada de vuestro vuelo o barco, tendréis más o menos tiempo para disfrutar del primer día. Lo aconsejable, si no disponéis de mucho tiempo, es que os hagáis con el lugar. Si os alojais en un apartamento, podéis ir a hacer una pequeña compra de comida para los días siguientes. En cambio, si os quedáis en un hotel, os explicarán todo lo que necesitéis. Desde cómo moveros a dónde comer.

Vuestro primer día en la isla dependerá mucho del pueblo o ciudad donde estéis alojados. Así que aquí van algunas recomendaciones para las dos principales ciudades, Mahón y Ciudadela.

Si vuestro primer día es en Mahón

Si no queréis perder el tiempo y lo primero que queréis hacer es pisar la playa, tenéis muy cerca Cala Mesquida. Esta espectacular playa es territorio de los menorquines de la parte del levante de la isla, por lo que escucharéis hablar a muchos autóctonos. Tomaros el primer día con calma, para aclimataros bien a las temperaturas veraniegas y la humedad.

Mahón es la capital de Menorca y cuenta con uno de los puertos naturales más grandes del mundo. Id a dar un paseo y descubrid los restaurantes y tiendas de la zona, sobre todo a partir de media tarde, cuando el calor baja un poco. O sentaros a tomar algo fresco en alguna de las múltiples terrazas. Una cena en este maravilloso entorno es un buen comienzo de semana.

Si vuestro primer día es en Ciutadella

En Ciudadela el puerto es mucho más pequeño, pero muy coqueto. Id a echar un vistazo a las excursiones en barco que salen desde allí, merecen la pena. No os lo recomendamos como actividad para el primer día. Pero sí que os irá bien ver precios, horarios y reservas. Un viaje en barca por la costa de Ciudadela, ya sea hacia el norte o hacia el sur, es una experiencia estupenda.

Cualquiera de los restaurantes del puerto será una buena elección para probar el pescado fresco, tanto si queréis comer como cenar. Por la tarde, un paseo hasta Faro Nati para ver la puesta de sol, será actividad obligada.

ciutadella - menorca en 7 días

DÍA 2

¡Toca empezar a descubrir la isla en todo su esplendor! De manera que os recomendamos madrugar y visitar una de las calas de Menorca más famosas: Cala Macarella. Podéis llegar de dos formas:

  • Dejando el coche en Cala Galdana y disfrutar de un paseo de unos 45 min por el Camí de Cavalls
  • En autobús desde Ciutadella. En este caso os recomendamos reservar online a través de la página web Bus2Macarella.

Si seguís teniendo ganas de pasear, a unos 10 minutos podréis encontrar la hermana pequeña de Macarella, cala Macarelleta, también considerada como una de las calas más bonitas del sur de la isla.

Para comer, podéis hacerlo en la misma cala Macarella, en el restaurante Susi. O volver hasta cala Galdana, dónde encontraréis muchas opciones.

DÍA 3

Volvemos a ir por la zona de Ciutadella pero, esta vez, visitaremos las playas del Norte. Os daréis cuenta enseguida de lo diferentes que son respecto a las calas del sur.

En la costa norte veréis que hay muchas playas de ensueño y que merecen, sin duda, la pena. Para este día os recomendamos visitar la zona de Algaiarens, con sus dos magníficas playas de La Vall (Cala de Algaiarens) y Playa Des Bot, a la que podréis llegar tras un corto paseo.

Llegar hasta ellas no costará más de 10 minutos. El paseo es agradable, discurre por un típico bosque mediterráneo de pinos y por el camino tenéis hasta un estanque. Si vais en familia, los más pequeños disfrutaran de esta excursión en la que descubrirán zonas encantadoras.

Para comer podéis llevaros un picnic o desplazaros con vuestro vehículo hasta, por ejemplo, la cercana Cala Morell. Por la tarde podéis disfrutar de las aguas cristalinas de esta cala y aprovechar para visitar sus impresionantes cuevas excavadas hace más de 2.000 años.

DÍA 4

Ya habéis alcanzado el ecuador de vuestra semana en Menorca, así que nos desplazaremos hasta otra zona de la isla. Cruzaremos hasta el otro extremo, en el que se ubica la capital, Mahón.

Por la mañana podríamos aprovechar para ir un ratito a la playa. Una opción muy recomendable es la playa Es Grau. Allí podréis disfrutar de una mañana tranquila, rodeados de gente local. Y comer en uno de sus muchos bares y restaurantes. Incluso podéis dar una vuelta por su Parque Natural de S’Albufera d’Es Grau.

es grau - visitar menorca en una semana

Por la tarde es imprescindible visitar la ciudad de Mahón, su casco antiguo y su increíble puerto ¡no os dejarán indiferentes!

El día en Mahón será tan plácido que podéis hacerlo incluso si viajáis con bebé. Los accesos son fáciles y podréis ir con cochecito a todos los lugares que os recomendamos.

DÍA 5

Volvemos a la parte sur de la isla, pero esta vez para disfrutar del pueblo pesquero de Binibeca. Aunque no sea un “pueblo pesquero original”, consideramos que merece mucho la pena una visita. Podréis también disfrutar de su playa, la Cala Binibeca, con todo tipo de servicios para toda la familia. Y si os gustan las playas de roca con agua cristalina, podéis acercaros a Es Caló Blanc.

Por la tarde, si queréis disfrutar de un increíble atardecer, acercaos a la Cova d’en Xoroi, actualmente convertida en bar de copas y discoteca (por la noche). Desde aquí contemplaréis uno de los mejores atardeceres de Menorca.

Para cenar o, simplemente tomar un helado, os recomendamos visitar el pequeño puerto de Cales Fonts, situado en el municipio de Es Castell, muy cerca de Mahón. ¡No os arrepentireis!

DÍA 6

Vamos llegando al final de nuestra semana en Menorca y aún quedan muchísimas cosas por descubrir. Volvemos al norte de la isla, esta vez para visitar la playa de Cavallería. Esta playa se caracteriza por su arena rojiza, además que por ser una de las más bonitas de la isla. También es recomendable visitar el faro que recibe el mismo nombre.

playa cavalleria - menorca en 7 días

Para la hora de comer y por la tarde podéis acercaros a Fornells y descubrir uno de los pueblos de costa más bonitos de la isla. Si vuestro sexto día cae en fin de semana, podréis asistir a una de las fiestas patronales que tienen lugar en los pueblos de Menorca.

El momento más espectacular es el Jaleo, cuando la plaza principal se llena de jinetes con caballos que saltan al son de la música. Aunque son animales inofensivos, es un momento que entraña cierto peligro por la cantidad de personas que se concentran. Recomendamos mucho cuidado y respeto por los animales.

DÍA 7

Si vuestro vuelo sale por la tarde/noche, aún podréis disfrutar de una mañana tranquila en la playa. Una buena opción para terminar vuestra semana en Menorca es un chapuzón en la playa de Son Bou, situada en el sur de la isla. Es el arenal más largo de Menorca, con una extensión de 2km. Y su urbanización dispone de todos los servicios necesarios para disfrutar de vuestro último día.

Si, en cambio, no os apetece ir a la playa, podéis visitar uno de los muchos monumentos talayóticos presentes en la isla. Cerca de Mahón, por ejemplo, encontraréis el poblado de Trepucó, el de Talatí de Dalt o el de Torralba, donde podréis contemplar la «taula» más alta de la isla.

En este último poblado hay que pagar entrada, pero merece la pena por el magnífico estado de conservación y las actividades que plantean las responsables del yacimiento, que además programan visitas guiadas.

Extra: qué calas ver en 7 días en Menorca

Os hemos dado algunas opciones culturales. Pero si queréis aprovechar vuestra semana en la isla para poneros morenos, aquí os proponemos un recorrido por las calas de Menorca en 7 días. Veréis que algunas ya os las hemos recomendado. ¡Pero es que son visitas obligadas!

  • Macarella: la excursión desde Cala Galdana merece la pena. Y sino, ya sabéis que hay que coger el autobús. Podéis ir en familia, siempre que los niños no sean muy pequeños.
  • La Vall: perfecta para ir en familia y pasar en día entero. No dispone de muchos servicios, pero tenéis WC en el aparcamiento, que está a cinco minutos andando de la playa.
  • Son Bou: con todo tipo de servicios y al pie de la urbanización del mismo nombre.
  • Cala Pilar: esta es otra cala a la que hay que ir mentalizado, porque la excursión son unos 45 minutos. Está en el norte de la isla. Si pinchas en el enlace encontrarás todos los detalles que necesitas.
  • Cala Mitjana: vale, con unos 15 minutos de andar os bastará para descubrir esta gran joya de la costa sur. No puede faltar en vuestra lista de qué hacer en Menorca en una semana.
  • Pregonda: otra joya escondida, esta vez en el norte. El paisaje de arena amarilla y los islotes que guardan la cala son espectaculares.
  • Cala Morell: una rareza geológica que hará las delicias de aquellos a los que les gustan los lugares salvajes.

Cova des Pardals - Qué ver en Menorca en 7 días

Qué ver en Menorca en 7 días con niños

El plan que proponemos más arriba para conocer Menorca en 7 días es perfecto también con niños, pero hay algunas diferencias…

Por ejemplo, si bien es cierto que Macarella merece el paseo, ir con niños pequeños en pleno agosto hasta allí, puede ser «complicado». Por eso, os recomendamos otra cala, también estupenda, en la zona de Ciudadela.

Se trata de Son Saura, y podéis llegar hasta ella en coche. El aparcamiento queda al lado del arenal, por lo que será más fácil cargar con todos los bultos que requiere una excursión con niños.

Y por la tarde, ¿por qué no dar un paseo por Ciutadella? Si habéis visitado Macarella en autobús – o Son Saura – será la ocasión perfecta para aprovechar vuestra tarde. Pasear por las calles del casco antiguo de la que una vez fue capital de la isla os transportarán a otros tiempos que enamorará a toda la familia.

Además, en vuestro plan de qué hacer y qué visitar en Menorca en una semana con niños no puede faltar alguna visita cultural. Os recomendamos ver la casa señorial de Can Olivar, enfrente de la Catedral. Hay que pagar entrada, pero viajaréis realmente al pasado.Además, visitar el Palacio de Can Olivar o el Palacio de Can Salort es seguramente un plan perfecto para hacer en Menorca si llueve.

Por último, dar un paseo por el puerto hará que os acabéis de enamorar perdidamente de esta espléndida ciudad.

Conclusión: Visitar Menorca en una semana…¡al año!

Vuestra semana de vacaciones por la isla de Menorca ha llegado a su fin. Parecía más pequeña desde el aire, ¿verdad? Pero como habéis visto, tiene muchísimo que ofrecer. Han quedado muchas actividades por hacer y lugares por descubrir. Pero siete días dan para lo que dan.

Para la próxima visita, apuntad en vuestra lista de Menorca en 7 días todos los paseos en barco, a caballo y monumentos prehistóricos que seguro habréis visto de refilón.

¿Sabéis cuál es el único problema de Menorca? Que cuando la hayáis pisado una vez, querréis volver…