Los monumentos megalíticos de Menorca más espectaculares

Se acerca la primavera y con el buen tiempo vuelven las ganas de hacer una escapada al aire libre, salir de la rutina y dedicar tiempo a todos esos planes que has ido dejando para otro momento.

Todos conocemos las aguas cristalinas y las paradisíacas playas de Menorca. Sin embargo, la isla esconde otros muchos tesoros históricos y sitios arqueológicos que te harán retroceder al pasado en un instante.

Debido a la cantidad de yacimientos presentes en la isla (alrededor de 1500 en sólo 700 km2 de extensión) y por el excelente estado de conservación de los mismos, muchos expertos consideran Menorca como un verdadero museo al aire libre en el que podemos observar navetas, talayots y taulas, los tres diferentes tipos de construcciones megalíticas propias de la isla balear.

La importancia de la arquitectura talayótica de Menorca y la singularidad de estos yacimientos arqueológicos ha llevado, en 2017, a la candidatura de la isla como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La cultura talayótica en Menorca

Desde hace poco tiempo la isla está tratando de unir el turismo a su vida cultural, en un esfuerzo por renovar esta actividad principal de su economía y reivindicar la importancia de la historia de Menorca.

Es por eso que la visita a los poblados talayóticos de Menorca está siendo uno de los planes con más demanda por los turistas, nacionales e internacionales, que desean descubrir una de las caras ocultas de la isla. Pero, ¿qué hace que la cultura talayótica sea única?

Menorca talayótica

Lo excepcional de la cultura talayótica es que es exclusiva de las Islas Baleares, en concreto, de Mallorca y Menorca.

Los primeros hallazgos arqueológicos que confirman la presencia humana en la isla se remontan al 2100 a.C. (correspondiente aproximadamente al comienzo de la Edad del Bronce) y todo el período que va desde esta época hasta la ocupación romana en el 123 a.C. se considera la prehistoria menorquina.

A través de estas construcciones, hemos podido conocer y observar los modos de vida, sus costumbres, incluso su forma de ver el mundo. Casi todos los arqueólogos coinciden en describir a los primeros habitantes de la isla como personas muy comprometidas con su comunidad.

Menorca pre-talayótica (2100-1500 a.C.)

Las navetas

Aunque la cuestión se encuentra todavía en una ámplia fase de investigación, se cree que los primeros habitantes de Menorca (y también de la vecina Mallorca) vinieron de la zona del Golfo del León, en el sur de Francia.

En esta etapa arqueológica, conocida como pre-talayótica (2100-1500 a.C.), encontramos las primeras navetas, grandes monumentos fúnebres que se encuentran sólo en Menorca y que, junto con las taulas, representan los restos arqueológicos más interesantes y famosos de la isla.

Las navetas eran construcciones con forma de nave, como su propio nombre indica, y eran monumentos funerarios colectivos.

El edificio más antiguo constatado en toda Europa con más de 3000 años de antigüedad es la Naveta Des Tudons, situada a unos 6 km de Ciutadella en la carretera principal que cruza la isla. Las dos navetas de Rafal Rubí son igual de interesantes para visitar y se encuentran entre Mahón y Alaior.

Desde el siglo XVII, los poetas y escritores incluían la Naveta Des Tudons en sus obras, maravillados por la grandeza de su pervivencia. Menorca se convierte en una ventana al pasado accesible a todo el mundo.

cala morell talayotica

Menorca talayótica (1500-123 a.C.)

¿Qué es un talayot?

Los talayots son un tipo de construcciones megalíticas a base de bloques de roca superpuestos con forma de torre. Por ello, muchos arqueólogos opinan que los talayots servían como arcaicas atalayas que permitían divisar el terreno y advertir de los peligros con tiempo.

Entre el 1000 y el 700 a. C. se cree que fueron edificados alrededor de 300 talayots repartidos por la isla. Algunos se encuentran integrados dentro de los poblados en las zonas de interior, mientras que otros se erigen aislados frente a las costas menorquinas en su labor incansable de centinelas.

Los talayots nos recuerdan también a los italianos nuraghi de cerdeña y, aunque por el momento aún no se ha encontrado ningún nexo histórico, es posible que las poblaciones – geográficamente muy cercanas – tuvieran entre ellas algún tipo de relación o intercambio.

¿Qué función tenían los talayots?

Aún no se conocen exactamente las funciones de estas construcciones megalíticas.  Están edificados con la misma técnica ciclópea en seco, y poseen una estructura de cono con una base circular o elíptica.

De dimensiones y tipologías diferentes, algunos miden hasta 30 metros de diámetro, otros en su interior se dividen en habitaciones. Ubicados normalmente en zonas ligeramente elevadas alrededores de poblados, hoy en día se considera que los talayots fueron fuertes defensivos o edificios de carácter cultural o sagrados utilizados por la clase dominante de la población.

Lo que, sin embargo, parece claro ante los ojos de los investigadores modernos es que, al principio de la época talayótica, se sucedieron grandes cambios en la población local. Durante un período de dos siglos, desde una sociedad pacífica organizada alrededor de grupos familiares, se pasó a una organización social mucho más jerarquizada y belicosa.

Son una prueba de ello los restos de numerosas espadas y cuchillos de bronce, que apenas encontramos en el periodo anterior. Los modelos constructivos cambiaron según las necesidades de defensa que se presentaban.

Para conocer mejor este período de la prehistoria menorquina os recomendamos, por ejemplo, la visita del poblado talayótico de Torre d’en Galmés, por la carretera entre Alaior y Son Bou, o la zona de Torralba d’en Salort, entre Alaior y Cala en Porter.

Las taulas (700 a.C.)

En una fase posterior de la prehistoria menorquina, a partir del 700 a.C. se empezaron, en cambio, a construir unos santuarios únicos en todo el Mediterráneo, las llamadas taulas.

Las taulas deben su nombre a su forma de T y su semejanza a la tabla de una mesa. Las taulas tenían diferentes usos: entre ellos, se utilizaban para celebrar los cultos religiosos y realizar sacrificios animales.

Para admirar algunos ejemplos de taulas, recomendamos por ejemplo la visita al poblado talayótico de Trepucó o el de Talatí de Dalt, ambos cerca de Mahón.

Principales rutas talayóticas en Menorca

Como has podido comprobar, la visita a los poblados talayóticos es un plan perfecto si estás organizando todas las cosas que hacer en Menorca durante tus vacaciones.

A continuación te dejamos lista de los principales restos de la Menorca talayótica (muchos son de pago):

Ciutadella

  • Asentamiento en la costa de Cala Morell
  • Necrópolis de Cala Morell
  • Hipogeo funerario de Torre del Ram
  • Naveta des Tudons
  • Poblado talayótico de Montefí
  • Poblado talayótico de Torrellafuda
  • Poblado talayótico de Torretrencada
  • Sepulcro de Son Olivaret

Ferreries

  • Poblado de Son Mercer de Baix

cosa vedere a Sant Lluis

Es Migjorn Gran

  • Poblado talayótico de Sant Agustí
  • Sala hipóstila de Galliner de Madona

Alaior

  • Poblado talayótico de Torralba d’en Salort
  • Poblado talayótico de Torre d’en Galmés
  • Naveta de Rafal Rubí
  • Necrópolis de Cales Coves
  • Naveta de Biniac oriental
  • Monumento de Sa Comerma de sa Garita
  • Santuario de So na Caçana
  • Sepulcro megalítico de Ses Roques Llises
  • Taula de Torrellisar

Sant Lluís

  • Poblado talayótico de Binisafúllet

Es Castell

  • Talayot de Trebalúger

Mahón

  • Poblado talayótico de Talatí de Dalt
  • Poblado talayótico de Trepucó
  • Poblado talayótico de Cornia Nou
  • Necrópolis de Es Castellàs des Caparrot de Forma
  • Hipogeo funerario de Biniai Nou
  • Poblado talayótico de Sa Cudia Cremada
  • Poblado talayótico de Sa Torret
  • Talayot de Torelló

Las rutas por los talayots de Menorca es una ocasión única para descubrir uno de los tesoros históricos más impresionantes de Europa. La unión entre cultura y naturaleza, hacen que esta actividad sea accesible y disfrutable para todo el mundo.

Además, la cercanía de los poblados talayóticos con las paradisíacas playas de isla y con otros centros de divertimento, lo convierten en un plan perfecto si estás pensando viajar a Menorca con niños

Esperamos que, después de haber leído nuestro post, ¡añadas los poblados talayóticos en tu lista de cosas que ver en Menorca en tus próximas vacaciones!