Resumen de la historia de Menorca

Menorca ha sido desde siempre una isla muy deseada, en parte debido a su situación estratégica. Al encontrarse en el centro del Mediterráneo occidental, la isla ha sido durante muchos siglos un lugar de paso de muchas culturas y un punto de encuentro. Tener uno de los puertos más grandes del mundo también ha sido uno de los principales motivos de deseo.

Desde las primeras civilizaciones presentes en la isla, numerosos pueblos se han ido turnando en la ocupación de su territorio. Menorca es rica en cultura, vivencia, lengua…en fin, es rica en historia. Pero, conoces bien todo lo que ha pasado en la isla a lo largo de estos siglos?

Te detallamos las etapas más importantes de la historia de Menorca y las civilizaciones que habitaron en la isla y que dejaron sus huellas que a día de hoy, todavía se respiran en las calles de la isla.

Menorca prehistórica

Menorca no fue colonizada de manera definitiva hasta el año 2200 aC. Podemos distinguir entre dos fases: la fase pretalayótica (2200-1200 aC) que  se corresponde al Neolítico y Bronce Antiguo y Medio y se caracteriza por pequeños asentamientos de agricultores que construían cabañas de piedra (navetas de habitación). En esta fase también fue cuando aparecieron las primeras navetas de enterramiento.

Potrebbe interessarti anche ☞  Talayot a Minorca: i monumenti megalitici dell'isola

Hacia el 1300-1000 aC tiene lugar la transición hacia una nueva fase de la prehistoria: el Talayótico (correspondiente al Bronce Final y Hierro) caracterizada por las grandes construcciones como los poblados talayóticos.

A día de hoy todavía son visibles los restos de las construcciones como talayots, navetas, taulas, murallas, etc. Algunos de los más conocidos son La Naveta des Tudons (el edificio más antiguo de Europa), Torre d’en Galmés (uno de los poblados más importantes de Baleares), Poblado Talayótico de Trepucó, Necrópolis de Cala Morell, etc.

Fenicios, griegos y cartagineses en Menorca

A partir del siglo VIII aC entraron en contacto los pueblos coloniales (fenicios, griegos y cartagineses)

Los fenicios fueron los primeros en dar nombre a la isla de Menorca. La llamaron «Nura», nombre derivado de «nur», que en lenguaje fenicio significa  fuego. Por otro lado,  los griegos denominaron Menorca “Meloussa” que significaba “lugar de ganado”.

En el año 205 a.C., los cartagineses, al frente del general Magón, incorporaron la isla a su imperio y su general dio nombre a la ciudad que fundó, Mahón.

La conquista romana de Menorca

Roma conquistó las Baleares en el año 123 aC. «Portus Magonis», como denominaron los romanos al puerto de Mahón, se convirtió en un importante punto estratégico y Mahón en una próspera ciudad.

En esta época aparecieron tres pequeños núcleos urbanos en tres de los puertos de la isla: Mago (Mahón), Jamma (Ciudadela) y Sanisera (Sanitja). 

Menorca musulmana

A comienzos del siglo VIII  los musulmanes saquearon la isla.

En el año 902 las Baleares fueron conquistadas por el emirato omeya de Córdoba y desde entonces empezó un proceso de islamización propiciado por la llegada de numerosos inmigrantes procedentes de AI-Andalus y el Magreb. Ciutadella, a la que llamaban “Jamma”, se convirtió en la capital de la isla.

Menorca formó parte del mundo musulmán hasta que el Imperio Almohade fue derrotado por Jaime I el Conquistador quien permitió que surgiera el Reino de Menorca a cambio de pagar un vasallaje. De esta forma, Menorca, por unos años, fue un reino “independiente”.

Menorca en el Reino de Mallorca y en el Reino de Aragón

El 17 de enero de 1287, las tropas de Alfonso II el Liberal derrotaron a las del último almojarife de Menorca, Abu Umar, e incorporaron el Reino de Menorca al Reino de Aragón.

Desde 1298 hasta 1343, Menorca formó parte del Reino de Mallorca hasta que en el año 1343 Pedro IV el Ceremonioso venció a las tropas del Reino de Mallorca e incorporó las islas al Reino de Aragón.

Los siglos XIV y XV fueron años más bien complicados con ataques exteriores y conflictividad interna entre la oligarquía de la capital, Ciutadella, con el frente formado por los otros tres municipios de la isla: Mahón, Alaior y Mercadal.

En los años 1463 – 1472 tuvo lugar la guerra civil contra Juan II y fue cuando la isla se dividió en dos bandos: Ciutadella a favor del monarca y Mahón, a favor de la Generalidad Catalana.

Menorca en el Reino de España

Tras la unión de la Corona de Aragón con la de Castilla, en la segunda mitad del siglo XV, Menorca se incorporó al Reino de España.

En 1534 Mahón fue saqueada por el pirata turco Barbarroja y el 9 de julio de 1558 Ciutadella lo fue por el pirata Mustafa Piali que destruyó la ciudad. A partir de aquí, se iniciaron la construcción de algunas fortalezas y torres de defensa para prevenir otras posibles saqueadas.

En 1554 se inició la construcción de la fortaleza de San Felipe a la entrada del Puerto de Mahón y varias torres de defensa en la costa, entre ellas, la Torre de San Nicolás en Ciutadella. A lo largo del siglo XVII se construyeron, también,  las nuevas murallas de Ciutadella.

Podría interesarte ☞ Talayots en Menorca: los yacimientos arqueológicos de la isla

 

Fueron unos años en los que la isla no sufrió ataques importantes pero la amenaza de ataques turcos, berberiscos y franceses marcaría la vida cotidiana.  Fue una época de decadencia para Menorca debido, en parte, a la peste, a las sequías, a la amenaza de los piratas musulmanes y a las luchas internas.

Menorca inglesa

En el siglo XVIII, como consecuencia de la Guerra de Sucesión, Menorca pasa a manos inglesas en 1713. Durante cien años la isla fue inglesa con algunos cortos periodos de dominio francés y español. Hasta los primeros años del siglo XIX fue cuando Menorca volvió a manos españolas.

Concretamente, la primera época inglesa de dominio en Menorca fue hasta 1756. En 1756 un ejército francés desembarcó en las proximidades de Ciudadella y ocupó rápidamente toda la isla.

fort marlborough

Los franceses ocuparon Menorca durante la guerra de los Siete Años pero tuvieron que devolverla a los británicos a raíz de lo estipulado en el Tratado de París (1763). Durante su breve estancia, los franceses fundaron el pueblo de Sant Lluís y en el 1761 iniciaron la construcción de la iglesia, bajo la advocación del santo Luis IX, rey de Francia.

La segunda etapa inglesa duró hasta 1782, año en el que fueron expulsados por las tropas francoespañolas mandadas por el general Crillón.

De 1798 a 1802 la isla fue ocupada de nuevo por los ingleses y, tras el Tratado de Amiens ( 1802 ) fue definitivamente entregada a España.

Durante la dominación inglesa el gobernador Richard Kane trasladó la capital a Mahón. Además, los ingleses reforzaron las defensas costeras, promovieron importantes obras públicas, ampliaron el Castillo de Sant Felip, levantaron el Fuerte Marlborough y construyeron el Camí d’En Kane, uno camino entre Ciutadella y Maó pensado para evitar la carretera que pasaba por los pueblos del interior.

Del siglo XIX a la actualidad

De este siglo son también las construcciones de El Lazareto (  1817 ) y la Fortaleza de Isabel II ( 1852 ) en la Mola, los dos en el Puerto de Maó.

En los siglos XIX y XX también fue cuando se construyeron los faros que hay en Menorca. El Faro de Sant Carlos puede considerarse el más antiguo de todos los faros de Menorca., inaugurado en 1852.

En 1898 la pérdida de Cuba por España supuso un duro golpe y empezaron unos años de crisis industrial que derivó en emigraciones a Cuba, a Córdoba de Argentina y a Montevideo.

Durante la guerra civil española (1936-39), Menorca quedó bajo influencia republicana. Las tropas franquistas no entraron en la isla hasta febrero de 1939.

Desde 1983, Menorca tiene un estatuto de autonomía, con un Consell Insular como órgano de gobierno local.

Así como a finales del siglo XIX la construcción naval y la fabricación de calzado fueron los sectores que ayudaron a reactivar la economía de la isla, durante el siglo XX ha existido un equilibrio entre los sectores primarios, secundarios y terciarios. Aún así,  a partir de los años ochenta el turismo ha sido el sector que más ha crecido. De hecho, el turismo ha propiciado un cambio social y demográfico radical para Menorca.

La industria quesera, el sector del calzado y la bisutería han sido industrias muy importantes para la economía insular. Sin embargo, actualmente, el turismo es el gran motor de la economía de la isla y las playas y calas de Menorca uno de sus grandes atractivos. De este modo, para lograr un crecimiento turístico respetuoso con el patrimonio ecológico de la isla y el patrimonio natural, el 7 de octubre de 1993 la isla de Menorca fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO, lo que hará de Menorca un destino diferenciado y exclusivo.

Potrebbe interessarti anche ☞ Storia di Minorca, dalla preistoria ad oggi 🏺

Libros sobre la historia de Menorca

La lista de libros que hablan de Menorca es larga. Así como también existen numerosas novelas ambientadas en la isla y que, al leerlas, nos remontan a diferentes épocas de su historia.

También existe una gran fuente de colecciones de libros de Menorca relacionados con todos sus ámbitos: personajes ilustres, biografías, fiestas patronales, oficios, conquistas, antologías, etc. La mayoría de estas colecciones y de libros que profundizan en la historia de Menorca los encontrarás en las bibliotecas de la isla y los podrás comprar en sus librerías.

Aún así, y gracias a Internet, a día de hoy es posible adquirir online algunos libros muy interesantes que te ayudarán a conocer al detalle la historia de Menorca. Te anotamos algunos: