Queso Mahón-Menorca: Historia y Curiosidades

Erica Bianchi

La tradición culinaria menorquina, con sus productos de proximidad de alta calidad ya ha traspasado fronteras no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional.

En Europa, de hecho, ya son ampliamente conocidos productos como la Ensaimada, la Caldereta de Langosta y, por supuesto el queso de Mahón, uno de los productos menorquines famosos del mundo y del que os vamos a hablar de manera más extensa en este artículo.

La historia del queso menorquín es muy antigua: en la isla se han encontrado restos de cerámica datados en el año 2000 a.C. cuya función parece ser, precisamente, la elaboración de queso.

Escritos árabes del año 1000 también mencionan importantes producciones de queso, vino y carne en Menorca y se han encontrado documentos de la corona de Aragón que hablan de la importancia de la ganadería y del queso menorquín durante los siglos XV y XVI.

queso mahon menorca

Sin embargo, fue durante el período de dominación británica cuando hubo un gran impulso y se dio origen al nombre de “Queso Mahón”.

En el año 1985 se le otorgó, de forma definitiva, la denominación de origen y posteriormente, en el año 1998 se le incorporó la palabra Menorca, pasando a llamarse queso Mahón-Menorca.

La técnica de elaboración del queso es, por tanto, muy antigua y se ha ido transmitiendo de manera invariada, generación tras generación incorporando solo recientemente alguna modificación debido a los avances tecnológicos.

Las vacas menorquinas, gracias a las cuales se produce el delicioso queso, son mayoritariamente de la raza frisona con características singulares de la isla.

El color del queso Mahón varía del blanco lácteo al amarillo fuerte según el grado de maduración.

El semicurado es blando y elástico de sabor suave y ligeramente salado.

Su variedad curada cuenta con un sabor y aroma muy complejos e intensos, con larga persistencia bucal.

Podemos distinguir dos variedades:

  • El Queso Mahón Menorca: elaborado con leche sometida a algún proceso en queserías industriales autorizadas
  • El Queso Mahón- Menorca artesano: elaborado con leche cruda en las queserías artesanas autorizadas

Como ulterior reconocimiento a la calidad de este producto menorquín, la prestigiosa web tasteatlas.com ha situado el queso Mahón-Menorca entre los mejores del mundo junto con otros quesos de renombre como el Havarti, el Cabrales o el Camembert.

La revista digital lo describe así: “El queso Mahón-Menorca es un queso de pasta prensada con su propia grasa, hecho de leche pasteurizada. Este queso se fabrica tradicionalmente en la isla de Menorca a partir de leche de vaca local. La leche debe ser fresca y sin conservantes ni procesada de ninguna manera.

Moldeado a mano y envuelto en una tela de algodón, el queso Mahón se madura durante al menos 21 días y se puede curar hasta 150 días. El sabor de este queso es intenso y complejo, con un ligero sabor combinado con notas de mantequilla y avellanas.

La maduración del queso Mahón-Menorca se realiza en las cavas de maduración, donde el proceso recibe el tratamiento de corteza tradicional, consistente en una serie de volteos y untada de aceite y/o pimentón.”

Pero este no es el único reconocimiento que el queso Mahón-Menorca ha recibido a lo largo de los últimos años. Si queréis consultar todos los premios que ha recibido, podéis hacerlo en este link.

Si, además, sois amantes incondicionales del queso, podéis consultar un mapa con los 100 mejor valorados a nivel europeo en la web https://www.tasteatlas.com/europe/cheese.