Es Mercadal

by Itziar Lecea

Es Mercadal es el municipio central de Menorca. Es el punto medio desde el que salen todos los caminos al resto de la isla.

El único pueblo del que se puede decir que reposa en las faldas de un monte, cuenta con algunas de las playas más enigmáticas en su costa norte.

¿Damos un paso?

Cala Pregonda, la estrella del norte

La costa norte de Es Mercadal es, de hecho, la más septentrional de la isla. Coronado por el cabo de Cavalleria, en el que encontrarás una de las vistas más salvajes al mar Mediterráneo desde una altura más que considerable, el municipio de Es Mercadal cuenta con varias playas de obligada visita.

Cala Pregonda, de arena amarilla y rodeada de la tierra roja característica de la zona, es un paraíso en el que perderse. Destaca de esta playa del norte de Menorca el islote en forma de torre, al que se puede llegar nadando.

CALA PREGONDA MERCADAL

Sin embargo, y para quien no quiera pegarse una larga caminata hasta Pregonda, antes habrá de cruzar por las igualmente salvajes Binimel·là y Tirant. Esta última es famosa los días en que sopla fuerte el viento de tramontana y se llena de surfistas en busca de buenas olas.

Compartiendo nombre con el faro y el cabo, está la playa de Cavallería, una de las más extensas de la isla. Tiene un aparcamiento y un acceso mucho más fácil de sus vecinas.

Un consejo: si alguien te habla de los milagros de embadurnarte del barro supuestamente medicinal de esta cala, no hagas caso. Esta práctica, que se ha puesto de moda en los últimos años, está causando estragos en la morfología del paisaje.

Antes de adentrarte tierra a dentro, te recomiendo visitar el puerto de Sa Nitja, de camino al cabo de Cavalleria. Es uno de los enclaves romanos más famosos de la isla, y donde más material de la conquista romana se han encontrado.

➤➤➤ Únete al grupo: Menorca la Isla de la Calma

➤➤➤ LAS MEJORS EXCURSIONES QUE PUEDES HACER EN MENORCA

Por supuesto, no puedes perderte el puerto de Fornells, hacia el este, donde es obligatorio probar la famosa caldereta de langosta.

Este pequeño pueblo cuenta con un puerto de pescadores y la bahía protegida más amplia de la isla. Es habitual ver a alguien practicando cualquier tipo de deporte acuático, debido a que es una zona bastante refugiada de temporales.

Mercadal: un pueblo con encanto

El pueblo de Es Mercadal se encuentra en la falda de Monte Toro, una pequeña montaña que tiene el honor de ser la mayor altura de Menorca: 358 metros sobre el nivel del mar.

Las vistas desde allá arriba son espectaculares. De hecho, la mayoría de días es fácil albirar toda la costa de la isla excepto la parte de Ciudadela, que queda oculta tras otra de las alturas importantes, S’Enclusa. La subida en coche es aconsejable, aunque puedes hacerla a pie o en bicicleta si tienes buenas piernas.

Especialmente en su último tramo, la subida a Monte Toro es bastante empinada. A parte de las vistas, puedes tomarte algo fresco en la posada del convento de la Virgen del Toro que corona la cima. Y donde vive una congregación de monjas guardando el monasterio.

Si te adentras en las calles de Es Mercadal, enseguida notarás que tiene un sano ambiente de pueblo, en el que los vecinos pasan su día a día acogiendo a quien entra en su pequeño mundo. En verano, los jueves es día de mercado artesanal.

Merece la pena pasearse entre los tenderetes y puestos. Has de saber que en el margen exterior del pueblo, al otro lado de la carretera, Es Mercadal cuenta con el Centro Artesanal de la isla.

QUE VER EN MERCADAL

Si lo que necesitas es repostar energía, Es Mercadal es un buen sitio para degustar cocina tradicional menorquina, con platos como “l’arròs de la terra”. Curiosamente, aunque el nombre de este manjar empieza por arroz, no lleva ni un grano.

Sin embargo, la oferta gastronómica es bastante amplia, con lugares pintorescos como el restaurante ubicado en el molino de harina que se ve desde la carretera, hasta la fusión de gastronomías del mundo en un street food.

Las fiestas de Es Mercadal

En el municipio de Es Mercadal se celebran tres fiestas importantes durante el verano. La primera, que es el segundo fin de semana de julio, son las fiestas patronales en honor a San Martín. Como en todas las conmemoraciones patronales de Menorca, se celebra el tradicional jaleo en la plaza del pueblo, con caballos saltando al son de la música.

La segunda fiesta patronal es la San Antonio, en Fornells, que se celebra el cuarto fin de semana de julio. Y por último están las fiestas de San Nicolás, el segundo fin de semana de septiembre.

La particularidad de esta celebración es que se juntan todas las banderas de las fiestas patronales de la isla y suben a caballo en procesión hasta el santuario de Monte Toro para darlas en ofrenda.

➤➤➤ Únete al grupo: Menorca la Isla de la Calma

➤➤➤ LAS MEJORS EXCURSIONES QUE PUEDES HACER EN MENORCA