Qué ver y qué hacer en Alaior

Alaior, pueblo de interior con un casco antiguo de calles empedradas y empinadas, con interesantes monumentos históricos y con una de las playas más largas de Menorca.

Parroquia de Santa Eulalia

Este precioso y emblemático edificio que data del siglo XVII es la primera imagen que podremos visualizar de esta bonito y tranquilo pueblo situado prácticamente en el centro de la isla. La Parroquia de Santa Eulalia se alza sobre la ciudad. Con esta elevada y privilegiada ubicación, la iglesia se visualiza perfectamente desde la misma carretera general, antes de llegar al pueblo. Durante la noche, iluminada, luce todavía más bonita.

Si quieres conocer al detalle toda la historia de la iglesia, visitar el coro de la misma y sus amplias terrazas que ofrecen vistas panorámicas sobre la ciudad y sobre Menorca, el ayuntamiento de Alaior  organiza una ruta turística muy recomendable durante estos meses de verano (del 2 de julio al finales de septiembre y de lunes a viernes ).  Con esta visita, además de visitar la Iglesia de Santa Eulalia, también podrás visitar el refugio antiaéreo de la Guerra Civil y una casa tradicional de pueblo con la arquitectura y el encanto de las típicas casas menorquinas. 

➤➤➤ Únete al grupo: Menorca la Isla de la Calma

➤➤➤ LAS MEJORS EXCURSIONES QUE PUEDES HACER EN MENORCA

Convento de San Diego

Es otra de las paradas obligatorias. Este antiguo convento está formado por la iglesia y por el claustro del patio de Sa Lluna. Este último ha sido restaurado con esmero durante los últimos años y  actualmente se usa como espacio para celebrar actividades como teatro y concierto, sobre todo durante los meses de verano.

Alaior, ciudad talayótica

Alaior conserva algunos de los monumentos talayóticos más destacados como son los poblados de Torralba d’en Salort y Torre d’en Galmés, este último uno de los mejores conservados y más grandes de la isla, sin olvidarnos de la peculiar y casi mágica necrópolis de Cales Coves.

Cales Coves y su impresionante necrópolis prehistórica

Si de algo podemos presumir en Menorca es de playas pero sobre todo de una gran variedad de calas, algunas de ellos tan recónditas y tan peculiares como es el caso de Cales Coves.

Cales Coves está formada por dos playas de pequeñas dimensiones, lo primero que impresiona al llegar es su aspecto natural. Suele ser un lugar tranquilo y poco frecuentado. En los acantilados que forman las dos calas se abren unas noventa cuevas. Se trata de la necrópolis talayótica más importante de Menorca. Un lugar mágico que nos recuerda a la Menorca más rural y pura.

Después de visitar la ciudad de Alaior, sus poblados y sus cuevas prehistóricas… ¿ Qué te parecería finalizar la jornada con una espectacular puesta de sol sobre una de las playas más largas de la isla?

En Menorca no hay mejor manera de finalizar el día que con un baño refrescante en la playa. Alaior tiene el privilegio de tener una de las playas más largas de la isla a solo unos minutos en coche de la ciudad, la playa de Son Bou.

playas de menorca

Nuestra última recomendación: termine el día visitando esta preciosa playa, bañándose en sus azules y transparentes aguas, dando un paseo sobre su largo arenal y tomando algo  en algunos de los xiringuitos situados sobre la arena a solo unos pasos de la orilla. Uno de los xiringuitos más conocidos que ameniza las veladas de verano con música en directo es el Xiringuito Corb Marí, un lugar ideal para tomar una copa o cenar algo mientras disfruta de la puesta de sol.