Visitar Menorca en invierno

Menorca en invierno es un universo totalmente distinto al que se puede ver en verano. Calles con poca gente, un ambiente mucho más relajado y temperaturas relativamente frescas hacen del invierno menorquín la época ideal para desconectar del mundo.

Si eres de los que te conformas con la naturaleza en su máximo esplendor, aguas cristalinas y lecturas al borde del mar, el invierno es tu momento de visitar Menorca.

Menorca en otoño e invierno: ¿vale la pena?

Ahora viene la pregunta del millón: ¿qué hacer en Menorca en invierno? Cuando las temperaturas bajan y los comercios más turísticos cierran, la paz y la tranquilidad se apoderan de cada rincón de la isla.

Por eso no es de extrañar que la oferta de actividades baje. Sin embargo, es el mejor momento para descubrir la isla a tu aire, sin prisas, observando cómo es realmente la vida en este pedacito de cielo en el Mediterráneo.

menorca en invierno

Si no te atreves a ver el invierno profundo, visitar Menorca en otoño es una buena opción. Visitar playas en esta época aún permite darse un chapuzón, según cómo esté el día. Por ejemplo, si decides llegar a Menorca en septiembre la diferencia no será muy grande de la de agosto. Las temperaturas se mantienen altas. Y toda la oferta hotelera, gastronómica y de actividades se mantiene abierta hasta final de mes.

En octubre, la cosa ya cambia. La diferencia de clima que la isla experimenta en octubre y noviembre, viene aparejada al cierre de muchas de las actividades de verano. Aún así, es un destino digno de visitar, incluso en los meses de invierno más crudo.

Què ver en Menorca en invierno

Si te estás preguntando qué visitar en Menorca en invierno, la respuesta es bastante sencilla: lo mismo que en verano. O casi.

Menorca es un gran museo al aire libre, por lo que las rutas por los yacimientos arqueológicos más espectaculares es casi obligatoria. Pregunta en alojamiento cuáles están abiertos, puesto que hay yacimientos que cierran durante los meses de más frío, cuando los arqueólogos aprovechan para seguir con sus excavaciones.

Y sí, las playas siguen también en su sitio. Más bellas, más transparentes y más salvajes. Pero sobre todo, más solitarias. Disfrutar de las calas en un buen día de enero es casi mejor que hacerlo en pleno agosto.

Evidentemente, la visita a las dos principales ciudades, Ciutadella y Mahón, no pueden faltar en tu agenda. Y Menorca en invierno es el momento perfecto para ponerte las botas de campo y recorrer con calma y sin calor el famoso Camí de Cavalls.

Escapada de invierno de 3 días

¿Te vienes de visita exprés, aprovechando alguno de los puentes de vacaciones? Entonces, hazte una lista de qué visitar en Menorca en 3 días en invierno, escogiendo los lugares que más te apetezca ver. Sa Naveta des Tudons, el puerto de Fornells, la cala de Macarella -que está hasta los topes en verano- pueden ser buenas opciones.

Planificate esos tres días con antelación y pide información en los teléfonos de información turística de los ayuntamientos o de tu alojamiento. Recuerda que no todo está abierto, como en agosto.

Mercadillos de invierno

Un ejemplo de cómo cambia la isla en estos meses, es la oferta de mercadillos. Mientras en verano tienes a montones y en cada pueblo, en invierno encontrarás poca oferta. Sin embargo, a medida que se acerca la Navidad, surgen algunas iniciativas interesantes.

Si planeas una escapada en diciembre, échale un ojo al mercadillo navideño que suele organizar el Hotel Boutique Jardí de Ses Bruixes, un evento cargado de magia y buen gusto.

punta nati

Planes para el invierno en Menorca

No te vamos a engañar. La oferta de cosas que hacer en Menorca en invierno, también se reduce bastante. Olvídate de los chiringuitos de playa y coge un buen bocata si te apetece una excursión.

Sin embargo, igual que ocurre con los lugares a visitar, las cosas que hacer en Menorca en otoño no son tan pocas como podría parecer. Entre finales de septiembre y principios de octubre, la isla aún rebosa de actividad, y la oferta de excursiones, puntos turísticos de ensueño como la Cova d’en Xoroi o algunos establecimientos, sigue intacta.

Actividades de invierno en Menorca

Dicho esto, has de saber que tampoco te vas a quedar de manos cruzadas si quieres realizar actividades en Menorca durante el invierno. Por ejemplo, algunas empresas de rutas a caballo siguen con su actividad. E incluso la mejoran, pues ofrecen excursiones por la playa, algo prohibido durante la época estival.

También siguen abiertos algunos centro de buceo. Aprovecha para ponerte el neopreno y ver las aguas en calma, que se ponen aún más cristalinas por la bajada de tránsito marítimo.

También podría interesarte → Los mejores mercadillos en Menorca (de verano y de invierno) 🛍️

Si te topas con un día de lluvia y viento, tienes dos opciones. Abrigarte bien y contemplar el espectáculo del mar embravecido o meterte en un spa. Algunos establecimientos que siguen abiertos en los meses de más frío cuentan con piscinas climatizadas. Y créeme que estar metido en un spa en Menorca en invierno, es de lo más relajante que puedes hacer en esta época en la isla.

¿Lo tuyo es salir de fiesta? Menorca en invierno no es la mejor opción. Por eso te recomendamos cambiar la noche por el mediodía y disfrutar de las numerosas terrazas de los locales y bares de los centros históricos de Ciutadella y Mahón. Un vermú puede ser tan gratificante como una copa bajo la luz de la luna.

Eventos para no perderse en invierno en Menorca

Los eventos más destacados en la época de invierno en Menorca tienen mucho que ver con las tradiciones. Las luces de Navidad, los crisantemos en el Día de difuntos, y la oferta gastronómica típica de la isla en estas fechas señaladas, son lo más atractivo que vas a encontrar.

Sin embargo, también puedes aprovechar para ver algunas de las fiestas populares que se celebran en invierno. La más conocida, y que se celebra en toda la isla, es la de San Antonio, el 17 de enero. Además de los actos institucionales, es tradición salir a pasear por los mercados de productos locales que se montan para la ocasión.

Como ves, la oferta no es boyante. Por eso no es muy aconsejable visitar Menorca con niños en invierno, a no ser que sean unos aventureros y disfruten de la naturaleza. Los eventos en Menorca en esta época no abundan. Aunque algunos, sobre todo deportivos, se concentran en los meses de otoño.

ciutadella de menorca en invierno

Cómo moverse por la isla en invierno

La mejor forma de disfrutar de la naturaleza en los meses de frío es alojandose en un agroturismo. El campo se torna verde, lleno de vida. Y despertar y ver desde la ventana de tu habitación un espectáculo lleno de color y luz, es en sí mismo un acto de paz y tranquilidad. Así que si te decantas por una estancia en el campo, te aconsejamos que alquiles un coche para moverte por la isla.

Si por el contrario te has decidido por uno de los hoteles de interior, podrás desplazarte sin demasiados problemas en transporte público. Has de saber que el transporte público en Menorca vive dos etapas: la verano y la de invierno, y que los horarios de autobuses suelen variar, bajando las frecuencias. En la página oficial de la red de autobuses podrás consultar las rutas activas y los horarios de cada parada.

El clima de Menorca en invierno

Ahora que sabes qué hacer, qué ver y cómo moverte, vamos a dar un repaso de qué meter en la maleta. ¿Cómo es el clima en Menorca en invierno? Un meteorólogo te diría que «variable».

Si bien la temperatura no baja en exceso – rara vez se baja de las 8 o 10 grados – la sensación de frío causada por el viento y la humedad hace que tengas que abrigarte bien.

El tiempo en Menorca en otoño es muy variable, incluso de año en año. Así, hay otoños en los que en octubre aún apetece un chapuzón, y otros en los que es mejor calzarse unas buenas botas e ir a descubrir barrancos y calas bien abrigados.

Así, y dependiendo del momento, experimentarás días de sol suave acariciándote la piel, por lo que una camiseta fina será suficiente. Mientras que otros, te abrigarás hasta la cejas para contemplar un temporal de tramontana y ver las olas grandes y espectaculares que llegan a romper en los altos acantilados de la costa norte.

Un consejo: llévate ropa que puedes ir quitándote o poniéndote a capas.

fornells en invierno menorca

Hoteles y restaurantes en Menorca en invierno

Una vez más, la oferta no es la de verano, ya que el turismo en Menorca en invierno baja considerablemente. Pero hay hoteles que permanecen abiertos, igual que ocurre con los restaurantes.

Como te he comentado más arriba, una opción de alojamiento estupenda es la de hoteles con spa, como el hotel Tres Sants en Ciutadella o el Hotel Sant Roc en Mahón. Entre los hoteles de Menorca abiertos en invierno, destaca también el Hotel Romantic Los 5 Sentidos, siempre en Ciutadella. Este establecimiento se encuentra cerca de los faros de Ciutadella y de Punta Nati, en una zona ideal para practicar ciclismo.

Las dos poblaciones más grandes de la isla son las que suelen tener más oferta de alojamiento abierto, también en invierno. Pero el centro de la isla también es una buena zona para alojarse, especialmente si te decantas por un agroturismo.

Los restaurantes de Menorca suelen hacer un descanso en invierno para recuperarse del ajetreo del verano. Pero siempre hay alguna buena opción para elegir. Las mejores cocinas las encontrarás en lugares como el Molí des Compte en Ciutadella, Sa Pedrera des Pujol en Sant Lluís o Ses Forquilles en Mahón.

Y si quieres comer bien y barato, date una vuelta por el centro histórico de Ciutadella un sábado. La oferta de tapeo, si el día acompaña, es una apuesta segura para disfrutar del ambiente relajado de la isla.