Menorca: conciertos secretos en lugares secretos

de Gloria Vanni

La idea nació en Londres, en 2009, y con los años se ha convertido en un auténtico movimiento internacional. Rocky Start, Dave Alexander y Rafe Offer idearon una respuesta a los conciertos en lugares donde el público está cada vez más interesado en beber y charlar, prestando poca o ninguna atención a quienes actúan en el escenario.

Así, con el objetivo de devolver la dignidad y la importancia a la música en vivo y a los artistas, crean SofarSounds y organizan actuaciones en lugares únicos, apartamentos privados, en más de 400 ciudades de todo el mundo.

En 2019, Gemma More, una joven artista criada en Menorca, trasladó la idea a la isla involucrando a cantautores emergentes y en dos años ha organizado una docena de conciertos secretos. La próxima está prevista para el jueves 8 de julio de 2021, en Ferreries, y hay tiempo hasta el miércoles 7 de julio para inscribirse online en este enlace: Wanderlust Menorca.

Menorca también tiene sus conciertos secretos en lugares secretos

Es una experiencia de buena música y buena comida que cuesta 49 euros por persona (bebidas incluidas). Puedes inscribirte en línea y en persona en el Café Restaurante Baixamar de Mahón.

«No es un concierto con comida y viceversa, sino que es una experiencia gastro-musical a kilómetro cero», explica Gemma, que ha involucrado a su pareja en el proyecto, Paolo Scarpa, músico y productor musical con Wanderlust Menorca, y a Raquel Borrego, creadora junto a su marido de Baixavan, el primer Food Truck de Menorca.

Te enteras del lugar de celebración el día del evento: te llega un mensaje por Whatsapp para quedar a las 20:00. No conoces al artista, o más bien a los artistas, que actuarán porque, explica Gemma, «queremos que la gente redescubra las ganas de descubrir la música sin prejuicios».

Quizá haya un nombre más o menos conocido, alguien puede salir del público. Como dicen en Menorca, ¡las cosas pasan!».

Mira este video:

Sí, porque con los artistas se conversa y se crean interacciones. Cada cita es diferente y dura unas tres horas. Nos reunimos en el punto de encuentro, que suele ser donde se aparcan los coches. Cuando todo el mundo está presente -un mínimo de 30 personas y un máximo de 50-, se hace un breve recorrido por la finca anfitriona y luego se pasa a la zona de conciertos y comienza la actuación del primer artista. Normalmente son dos o tres y, entre artista y artista, la cena se sirve en el Baixavan con mono raciones de 6/7 tapas preparadas con productos de la granja típica menorquina.

La magia de esta Experiencia Gastromusical o Gastro Music Experience es escuchar conciertos de música pop, folk, soul de autor con los sonidos de fondo de la naturaleza: el mugido de las vacas, el cacareo de las gallinas, el relincho de los caballos… Se respira la magia de un ambiente íntimo y equilibrado donde las risas y la piel de gallina están garantizadas.

¿Quiere saber más? Vaya a estos enlaces: