Isla de Menorca

Menorca la isla de la calma

Sí porqué la isla de Menorca ha sido siempre un refugio acogedor y un poco misterioso para los que buscan unas vacaciones de paz, silencio y tranquilidad, sin olvidar su maravilloso mar. Con sus 80 playas y calas, muchas de las cuales aún todavía virgenes y rodeadas de pinos y maquia magia mediterránea, Menorca es la más pequeña y la menos conocida por el turismo de masa, y por eso ha podido mantener manteres su fascinante naturaleza que os enamorará al instante.

Acomodada sobre las turquesas aguas del mar, Menorca os sorprenderá también con su excelente comida, con la noble arquitectura de Ciutadella y con el elegante ambiente inglés de Mahón. No hay que olvidarse de sus tradiciones artesanales, como las Avarcas, los zapatos famosos en todo el mundo y fruto de un trabajo que se transmite a través de generaciones de generación a generación, o el Gin, producto típico que se utiliza para preparar la Pomada, la bebida de las fiestas patronales (la más famosa, sin duda la fiesta de San Juan de Ciutadella). Para los amantes de la cultura y la historia, Menorca ofrece un inmenso patrimonio arqueológico que os dejará sin palabras: un patrimonio protegido y muy valorado por los menorquines.

Y para terminar hay dos joyas más, para los que quieren vivir las vacaciones al aire libre y en plena naturaleza: el Camí de Cavalls y el Parcque Natural de Albufera des Grau, reserva de la biosfera y paraíso natural para muchas especies protegidas. (ESTE AÑO SE CUMPLEN 25 AÑOS DE LA DECLARACIÓN DE LA RESERVA)

En isoladiminorca.com encontraréis todas las informaciones para vuestras vacaciones en Menorca: vuelos, alquiler de coche, hoteles y alojamientos y pronósticos del tiempo. No os olvidéis de explorar nuestro video mapa!

Durante vuestras vacaciones podréis decidir si descansar en una de las maravillosas playas vírgenes, dejando que la brisa marina os meza (no sé que quieres decir ) (olvidando durante unos días el estrés de la ciudad y el frío del invierno) o si descubrir la historia, la cultura y la gastronomía de la isla. Vosotros decidís, pero no os ovidéis de ralentizar vuestros ritmos: aquí los menorquines suelen decir a los turistas “no somos nosotros que somos lentos, sino vosotros que llegáis ya estresados!” poc a poc

Disfrutad de Menorca!