Pulsar, el curso de arte figurativa en Menorca

Itziar Lecea

Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. O eso es lo que debieron pensar los fundadores de Menorca Pulsar, un curso de arte en la isla que está cogiendo fuerza gracias a las figuras internacionales que llegan cada primavera y cada otoño a impartir clases magistrales sobre pintura figurativa. La idea de crear este retiro de arte surgió de las ganas de uno de sus fundadores de tomar clases con los mejores pintores del mundo. Su sueño era estudiar a los mejores artistas del momento. Así que en lugar de ir a talleres de pintura excesivamente costosos, decidió crearlos él mismo. Su nombre es Carles Gomila y junto a su socio Jorge Fernández, forman el tándem de Menorca Pulsar.
Pulsar Menorca

Menorca arte

Una tribu de locos por la pintura y las vacaciones de sus sueños en Menorca

Así se presenta Menorca Pulsar.  Y este mes de abril, llega a su cuarta edición. El profesor invitado para la ocasión es Costa Dvorezky, originario de Rusia, y uno de los referentes actuales en pintura figurativa.
Pero te preguntarás, ¿qué hace de este curso un retiro de arte diferente? Principalmente, el hecho de que los alumnos están en constante contacto con el maestro. La convivencia entre alumnos y profesor es una de las claves del éxito de estos talleres.
Su día comienza bien temprano, con un desayuno en los jardines de Son Triay, una casa de estilo neoclásico ubicada en Ferreries donde se imparten los cursos. Por la mañana, el profesor hace la demostración con un modelo en vivo y da las explicaciones necesarias para que los alumnos puedan aplicar durante la tarde. Tras la comida, que comparten también con el maestro, llega el turno de demostrar lo aprendido durante la mañana. Al ser un grupo de no más de 16-17 personas, el maestro se encarga personalmente de guiar a cada alumno de forma individual. 
arte en menorca

Pintar, hablar de pintura y volver a pintar

Los afortunados que ya han pasado a formar parte de esta experiencia, aseguran que lo mejor, a parte de las horas de taller, es el hecho de poder hablar de pintura con personas que sienten la misma pasión por este mundo. Las 24 horas del día se dedican de forma espontánea a compartir conocimientos, pasiones y risas. Quizás en las relaciones humanas que se crean durante la intensa semana del curso, sean el otro ingrediente secreto para que haya alumnos que repitan edición tras edición.
Esta edición será del 9 al 15 de abril.
Para cualquier info: Menorca Pulsar