Tres siglos de gastronomia menorquina

Menorca está situándose como un destino turístico gastronómico gracias a las propuestas interesantes y cada vez más reconocidas a nivel nacional. Pero ¿y si te dijera que en algunos lugares han vuelto a cocinar platos de hace más de tres siglos?

Fra Roger, el chef del convento

La Asociación Fra Roger nació con el afán de recuperar, estudiar y difundir las raíces de la cocina tradicional menorquina. Y una de esas raíces se encuentra en el libro “El arte de la cocina”. Su autor, Fra Roger (1704) fue un fraile franciscano nacido en Ciudadela que durante su juventud se encargó de la cocina del convento de San Francisco. Plasmó su experiencia entre fogones en uno de los textos más ilustres de la tradición culinaria de la isla. Y que ahora, tres siglos después, ha vuelto a ponerse en práctica de la mano de algunos de los cocineros más atrevidos de Menorca.

El texto de “El arte de la cocina” es también un fiel reflejo de la vida de la época en la isla. La transición entre la cocina más medieval y el salto a platos más modernizados con alimentos que llegaban de América queda plasmada en el libro de este fraile chef.

Caracoles y albóndigas de tortuga

Lo mejor para abrir el apetito es descubrir las recetas que amantes de la cocina han llevado a la práctica tras siglos olvidadas en el cajón. Llaman la atención la cantidad de platos en los que el caracol es el protagonista. A pesar de ser escaso en las cartas de los actuales restaurantes, la tradición de comer caracoles en la isla sigue viva tras siglos en los fogones.

Otra receta curiosa, sobre todo por su nombre, son las albóndigas de tortuga. Aunque la atrevida cocinera ha optado en este caso por obviar la materia prima del cocido debido al alto nivel de protección de estas especias, tanto terrestres como marinas.

Uno de los platos que si es posible seguir degustando en la actualidad en algunos restaurantes es el “arroz de la tierra”. La característica de este plato es que, a pesar de su nombre, no se usa ni un solo grano de arroz, sino de trigo.  Es además una de las recetas genuinamente exclusivas de Menorca.

cultura gastronomica menorca

Gastronomía y cultura: el binomio ganador

Desde sus inicios, la Asociación Fra Roger se ha definido como gastronómica, pero también cultural. Una de sus principales actividades es la de la recopilación y estudio de textos gastronómicos de la isla. Abierta a todo el que quiera colaborar, la Asociación pone a disposición un portal en el que compartir experiencias y mucha, mucha cocina.

El trabajo incansable de sus miembros ha llevado a organizar ponencias, acciones formativas, becas, cursos, talleres y , como no, eventos gastronómicos, entre muchas otras actividades.